La estética de El Futuro Imposible

Nos propusimos hacer un documental sobre nuestro futuro en animación. ¿Y por qué en animación? Porque es lo que sabemos hacer, y porque nos parece una forma de llevar ideas vanguardistas que sólo se conocen en ciertos círculos a un público más amplio, haciendo que conceptos complejos se conviertan en relatos comprensibles.

Pero dentro de la animación hay miles de técnicas y estéticas posibles. ¿Cuál debería ser la estética de este proyecto?

Para comenzar la búsqueda, primero definimos los siguientes lineamientos:

  • Tiene que ser relativamente fácil de hacer y fácil de animar.

  • Buscamos que las ilustraciones tengan un tono adulto, que se despegue de los dibujitos animados para niños.

  • Tiene que incluir imagen real (imágenes de archivo, fotos y videos grabados, fragmentos de otras películas, …).  No es lo mismo ver el amazonas talado en foto que en ilustración.

Comenzamos a trabajar con Leo Campasso como diseñador de los personajes e hizo unos primeros bocetos.

Leo nos hizo estas ilustraciones rotoscopiando (calcando) fotos y videos directamente en el Flash (Adobe Animate), inspirándose en imágenes de Wall Street.

Definición de estilo: dibujos simples, sobre fondos fotográficos o filmados.

Pruebas de rotoscopiado.

Nos filmamos en un chroma para poder chequear cómo conviven los personajes con los fondos.
Ese chroma casero es la referencia de movimiento que luego se sustituye por la animación.

Vestuario:
A veces dejamos el vestuario “original” del personaje en video que dibujamos.

Otras veces generamos texturas con telas de distintas partes del mundo y las incorporamos como elementos vectoriales.

En algunos planos pueden ilustrarse otros elementos que no son personas, pero no pueden aparecer personas o animales sin ilustrar.

Mientras tanto, Nano Benayon diseñó fondos de un futuro distópico y otro optimista.

Para algunas imágenes del video inicial, Daniel El Nilo creó algunos elementos en 3D.

Algunos elementos permanecen en 3d en la imágen final.

Otros son referencias en 3D para ser rotoscopiados, como estos robots.

Globos diseñados por Diego Berakha.

En post-producción se unen animaciones y entornos filmados. Las luces, los contraluces, la profunidad de campo y los reflejos suman detalle a la composición.

El Futuro Imposible tiene una estética mutante, con reglas que se redefinen cuando distintas personas las interpreten a su modo.

Si te dedicás a la animación, edición, producción audiovisual, redes sociales, o creés que podés colaborar con nosotros de alguna manera, sumate al equipo.